spain united kingdom portugal

Twitter Facebook Youtube 1451420873 linkedin circle social-instagram-new-circle-128

LogueUNLZcisco40 40x40f oracle40 vm40android40logored

Onavo, la VPN que conviene evitar

Onavo

Cuando estamos pensando en utilizar un VPN, lo que tenemos en mente es, por un lado, ocultar nuestra ubicación y mejorar nuestra privacidad al navegar por Internet, y por otro lado asegurarnos de que todas las conexiones viajan completamente cifradas entre nuestro equipo, o dispositivo, y el servidor VPN en cuestión para evitar que puedan ser interceptadas. Sin embargo, aunque existen muchos servidores VPN diferentes, no todos son igual de seguros ni merecen el mismo grado de fiabilidad, y uno de los que debemos evitar si realmente nos preocupa nuestra privacidad es Onavo.

Si somos usuarios de Facebook seguramente habremos visto dentro del apartado de Configuración de la app un nuevo apartado de configuración llamado “Protect”. Si pulsamos sobre él, la app de Facebook nos llevará a la Play Store o a la App Store (según nuestro sistema operativo, Android o iOS), para descargar la correspondiente aplicación.

Igual que cualquier otro VPN, a grandes rasgos, este se encargará de cifrar nuestras conexiones desde nuestro dispositivo a sus servidores de manera que evitemos que cualquier usuario intermedio pueda interceptar y recopilar nuestros datos. Sin embargo, como en muchas otras ocasiones, la amenaza se esconde donde menos lo esperamos.

Onavo fue comprado por Facebook en 2013. De sobra se sabe que Facebook monitoriza todo lo que los usuarios hacen en su red social, sin embargo, no tiene mucho control de lo que se hace fuera de ella, en otras aplicaciones.

Cuando los usuarios instalan Onavo, automáticamente están enviando todo su tráfico, tanto el de Facebook como el de otras aplicaciones, a través de los servidores de la compañía. Como estos servidores son el último punto de la conexión VPN, en ellos se descifran los datos antes de reenviarlos al destino, por lo que Facebook tiene absoluto control sobre toda nuestra información. Y no solo eso, sino que, además, cuando abrimos Onavo la propia app nos avisa de ello la primera vez que la abrimos.

Como podemos ver, la aplicación es clara, y es que antes de poder usarla tenemos que aceptar los términos de uso en los que se deja bien claro que, cuando utilizamos este VPN, se recopila absolutamente toda la información que se envía y recibe, desde las apps que utilizamos hasta la localización.